Cargando…

Demandamos declaración de emergencia y acción, ante el Ministerio de Transición Ecológica

La catástrofe socioecológica a la que no dirigimos, no entiende de colores políticos, ni de ausencia de gobiernos, ni de vacaciones estivales. El 30 de julio, entregamos en la sede del Ministerio de Transición Ecológica, nuestras demandas para que el gobierno declare la emergencia climática y ecológica y actúe en consecuencia. El 5 de junio estuvimos ante la sede del partido en el gobierno en funciones, para pedir la declaración de emergencia, posteriormente pedimos a nuestro interlocutor que nos facilitara una reunión con la ministra o responsable del Ministerio para la Transición Ecológica. No hemos tenido respuesta, así que nos acercamos al ministerio, a presentar nuestras demandas e insistir en la petición de reunión.

Alerta roja

Los informes científicos y técnicos no dejan lugar a dudas. Nuestra supervivencia y la  y la de más de un millón de las especies que habitan la Tierra (según datos del IPBES) están en peligro

Superar el límite de 1,5 º C depararía un mayor incremento del calor extremo, lluvias torrenciales y mayor probabilidad de sequías, algo que tendrá un efecto directo sobre la producción de alimentos, sobre todo en zonas sensibles, como el Mediterráneo. En nuestro país se han perdido ya más del 80% de los glaciares pirenaicos y para 2050 podrían desaparecer irreversiblemente (Informe Greenpeace Cambio Climático). Según datos del Ministerio, el 75 % del suelo de la Península es susceptible de sufrir desertificación (con riesgo de medio a muy alto en la mitad de esta superficie).

Los cambios brutales dentro del territorio pueden provocar movimientos de poblaciones, migraciones internas forzadas y abandono de las zonas mas afectadas, un fenómeno que ya ocurre en otras regiones.
En 2050, Madrid tendrá la temperatura de Marrakech, con 6,4 grados más en el mes más caluroso, según el estudio sobre aumento de las temperaturas en las grandes urbes del planeta liderado por expertos del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zurich (ETH-Zurich, Suiza). 

Prioridad absoluta para la emergencia climática y ecológica

Ante la gravedad de la situación, evitar que la temperatura global se eleve por encima de 1,5 °C debe ser una prioridad de la humanidad. Al igual que otras alianzas de las que formamos parte, desde Extinction Rebellion exigimos del gobierno que declare la emergencia climática y ecológica y :
    
1. VERDAD. Una vez declarada la emergencia, el gobierno ha de poner todos los medios para comunicar la gravedad de la situación a la ciudadanía y lo urgente y necesario de abordar cambios profundos. El gobierno ha de decir la verdad sobre el efecto que el actual modelo económico y las políticas tienen en el agravamiento de la crisis climática y ecológica. 
El 44% de la población española piensa que el cambio climático es el problema más grave y el porcentaje sube al 58% entre quienes se declaran informados sobre el tema. Para reconocer el problema, hay que conocerlo.
2. ACCIÓN. Una vez declarada la emergencia el gobierno ha de poner todos los medios para que se reduzcan a cero neto las emisiones de gases de efecto invernadero en 2025, y que se limite la huella ecológica por debajo de la biocapacidad del territorio mediante una transición justa apoyada en una movilización masiva acorde con la emergencia que vivimos.
Es necesaria una reducción drástica desde 2020, de un 16% anual respecto a la situación en 2019, prestando especial atención a los sectores con mayor incidencia en estas emisiones (transporte, energía e industria) y a los que, como estos, continúan aumentando emisiones (agricultura y cambios de usos del suelo). Además se deben reflejar las emisiones derivadas del comercio internacional (sin que sigan contabilizando en otros países las emisiones de los productos que consumimos aquí) defensa, y transporte aéreo y marítimo.
3. DEMOCRACIA. Una vez declarada la emergencia, el Gobierno ha de abrir un proceso participativo y democrático en el que definir propuestas junto a las asambleas ciudadanas, y desarrollar mecanismos participativos asociados al poder legislativo que permitan a la sociedad civil supervisar los cambios de políticas públicas, de manera efectiva y vinculante. El gobierno debe generar inmediatamente un debate democrático con la comunidad científica y la ciudadanía para valorar el coste real de la insostenibilidad, integrar los avances actuales en términos de economía ecológica y fomentar políticas globales de post-crecimiento.
https://www.mapa.gob.es/eu/desarrollo-rural/temas/politica-forestal/desertificacion-restauracion-forestal/lucha-contra-la-desertificacion/lch_espana.aspx
No hay tiempo que perder, la razón de ser de la rebelión no violenta con la que desde XR nos hemos comprometido, implica instar al Gobierno a que responda al principal reto al que nos enfrentamos, el de la crisis climática y ecológica.