Cargando…

AMOR Y FURIA – IMPRESIONES DEL PRIMER ENCUENTRO ESTATAL DE EXTINCTION REBELLION ESPAÑA

El fin de semana del 6 al 8 de septiembre rebeldes de todo el estado nos reunimos cerca de Madrid para conocernos en persona tras meses de trabajo conjunto a través de diversas  herramientas digitales.

Tiempo para conocerse

El encuentro tuvo lugar en Garaldea, un espacio liberado mantenido por una comunidad ecologista y feminista. ¿Qué mejor entorno para una convivencia de XR que un proyecto que, con su huerto autogestionado, sus baños secos y sus placas solares, pone en el centro de su ser el cuidado del medioambiente? Las compañeras de Garaldea nos acogieron con mucho cariño, comida vegana, y sobre todo acceso libre a sus amplias instalaciones de alojamiento y reunión (¡muchas gracias por todo!).

El viernes por la tarde, mientras los grupos de los diferentes nodos iban llegando, tuvimos tiempo para familiarizarnos con el espacio y unas primeras conversaciones con les compañeres de otras ciudades. El grupo esXcantaR nos enseñó algunas de sus canciones rebeldes que nos acompañarían durante todo el encuentro. Después de la cena, nos desplazamos a la sala de reuniones donde dedicamos un tiempo a dinámicas de trabajo en equipo y, antes de irnos a dormir, una meditación.

Sistemas complejos y el vuelo de los estorninos

Tras esta primera noche más bien tranquila, el sábado nos esperaba un programa denso:  talleres, charlas, debates… Empezamos con una presentación de nuestro compañero Grian en la que aprendimos que, según la ciencia, la inteligencia colectiva tiende a acertar a la hora de resolver un problema, aunque personas individuales que formen parte de ella se equivoquen. ¡Por algo será que tanto hablamos de la necesidad de expandir el movimiento!

Por otra parte, no hay movimiento fuerte si no hay un sentido de unión entre les rebeldes.  En la segunda parte de su taller, Grian nos habló de los sistemas complejos: igual que los estorninos que se mueven en el cielo como si fueran un solo animal, también en Extinction Rebellion tendremos que aprender a actuar de manera coordinada, siendo conscientes de
nuestra interdependencia. A través de una dinámica pudimos comprobar que un grupo en el que no todes participen se queda parado: es incapaz de actuar. Por otra parte, cuando existen liderazgos de personas que no tienen en cuenta al grupo en su conjunto, tarde o temprano se dividirá. Solo si todas estamos a la vez activas y pendientes de les demás podremos colaborar como un bando de estorninos o, como se dijo muchas veces durante el encuentro, como una tribu.

Espacios de aprendizaje

Para que los miembros de esta tribu nos entendamos lo mejor posible, nunca está demás revisar nuestra forma de comunicarnos entre nosotres. Así que un buen número de rebelde nos apuntamos a un taller de Comunicación Noviolenta, impartida por Sia, en el cual aprendimos técnicas para evitar sonar agresives a la hora de hablar sobre temas que nos emocionan.

Paralelamente tuvieron lugar un taller de arte y un open space sobre el ecofeminismo. En el primero decoramos camisetas y banderas con el logotipo de Extinction Rebellion – ¡seguramente a algunes nos veréis con nuestra obra en las próximas acciones! En el segundo, a pesar de ciertas diferencias sobre si definir XR España como ecofeminista o no, llegamos a la conclusión de que hay que poner un mayor enfoque en el cuidado entre compañeres y hacer lo posible para eliminar posibles desigualdades de género dentro de la organización.

No es fácil organizar la rebelión

Después de tantas formaciones y talleres, por la tarde tuvimos que dedicarnos a un asunto interno de Extinction Rebellion España: como somos una organización muy joven que ha crecido mucho en sus pocos meses de vida, nos queda pendiente estructurar mejor la colaboración entre los diferentes nodos locales y los grupos de trabajo a nivel estatal. ¿Cómo conseguir un funcionmiento ágil que, a la vez, sea compatible con la horizontalidad? Para afrontar esta cuestión, se habían elaborado dos propuestas diferentes que se presentaron en el encuentro con el objetivo de poner en común nuestras opiniones sobre ellos y, en la medida en que fuera posible, llegar a unos primeros acuerdos para seg ir trabajando hacia una sola versión definitiva.

Sin embargo, mientras durante las actividades anteriores había dominado la alegría de conocernos y crecer juntes, en el debate sobre la organización interna se abrieron paso las diferencias entre nosotres. De repente, les facilitadores Andrea(s) y Samuel se encontraron ante una discusión tensa que, entre dudas y desacuerdos, se atascaba cada vez más.

Afortunadamente, no era necesario tomar ninguna decisión final en el encuentro, por lo cual se optó por crear un grupo de trabajo que seguiría trabajando sobre el tema y lo volvería a poner sobre la mesa después de la acción del 7O.

Cuidarnos nos hace más fuertes

Aun así, la mañana siguiente vimos la necesidad de abrir una sesión de cuidados para dar espacio a las emociones de cada rebelde que necesitaba expresarse y volver unir los lazos entre nosotres que habían sufrido en el debate organizativo. Lo que empezó con llantos de frustración, pronto se convirtió en abrazos y mensajes de fuerza: la furia del día anterior al final tuvo que ceder ante el amor entre compañeres.

Con este nuevo ánimo, por fin pudimos dedicarnos a nuestro próximo objetivo común: la acción de desobediencia civil el 7 de octubre en Madrid. Junto a compañeres de Fridays for Future y Legal Sol celebramos una asamblea popular sobre una parte del desarrollo de la acción. Esperamos contar con vuestra participación en la acción: ¡no dudéis en inscribiros aquí!

Al final de este pequeño resumen de un fin de semana intenso, solo nos queda dar las gracias a todas las personas que han trabajado en la preparación y el desarrollo de este primer encuentro estatal. Nos vamos con muchas ganas de llevar lo aprendido a nuestros nodos locales y de volver a vernos en Madrid dentro de unas pocas semanas. Ahí estaremos,
¡con amor y furia!

Y antes del 7O, todo un mes de movilizaciones en este otoño climático: