Cargando…

Extinction Rebellion irrumpe Zara en Gran Vía

 

  • 30 rebeldes del movimiento internacional Extinción Rebelión han ocupado una macro-tienda del Grupo INDITEX  
  • Con motivo de la tercera jornada de la COP 25, las principales marcas de moda internacionales exhiben el compromiso ambiental de « actuar ya », no siendo real. 
  • Los rebeldes contra la extinción se han pegado al lado de los carteles que anuncian el compromiso de la marca con la COP 25 y han instalado carteles que muestran, con datos reales, que la industria de la moda rápida es el segundo sector de actividad más contaminante del planeta.

Madrid, 4 de diiciembre de 2019 – Alrededor de 30 activistas de Extinción rebelión están ocupando Zara de Gran Vía con personas pegadas en las ventanas dentro de la tienda. Activistas sostienen pancartas que dicen «Palabras verdes, verdades tóxicas» para resaltar cómo las empresas están utilizando estrategias de lavado verde ante la emergencia climática y ecológica. Zara es parte del grupo INDITEX, uno de las multinacionales de moda más grandes del mundo.

Extinction Rebellion ha irrumpido en Zara para hacer patente el engaño de las grandes marcas de moda y denunciar las estrategias de ecoblanqueamiento o ‘’greenwashing’’, que se están aprovechando del tirón mediático de la celebración de la cumbre COP 25 en Madrid.

Actualmente la industria de la moda utiliza el 20% de los recursos del agua y emite un 10% de CO2 a nivel mundial. Su impacto es altamente perjudicial en los países del Sur, tanto a nivel ambiental, como a nivel social. Los consumidores están tomando conciencia de esta realidad y piden cada vez más responsabilidades a los principales actores del sector. El 86% de la gente que compra ropa, declara que dejaría de comprar una marca después de una mala experiencia o de haberse sentido engañado.

Zara exhibe en sus escaparates su compromiso social con el lema de la COP 25: ‘’Tiempo de actuar’’. Es el mensaje que reciben sus clientes, pero la realidad es otra. El modelo económico de este imperio textil sigue siendo el de la ‘’fast fashion’, es decir, de una moda rápida, de usar y tirar, que apuesta por la proliferación de temporadas y prendas de corta vida útil. De hecho, el consumo textil se ha duplicado en Europa desde el año 2000.

Extinción Rebelión exige, más allá del sector textil, un compromiso ambiental y social inmediato y masivo a las 100 empresas que generan el 71 % de las emisiones de CO2 en el planeta.

Extinción Rebelión ha reunido hoy a rebeldes de más de 20 países en Madrid, para alertar a los consumidores y al público sobre la falta de compromiso real de INDITEX y de este sector económico, con los objetivos de una acción climática urgente y masiva que se están proponiendo en la COP 25. 

La primera de las demandas de Extinción Rebelión es decir la verdad sobre la crisis climática y sobre las responsabilidades reales de los principales actores económicos.

El greenwashing ya no vale, el greenwashing ya no cuela; y Extinción Rebelión reclama sin violencia y sin tregua una acción real inmediata a todo el sector de la industria textil, el segundo más contaminante del planeta.