Cargando…

Extinction Rebellion sobre la Declaración de Emergencia Climática y Ambiental: “Bien, pero falta ambición. Seguimos”

  • Extinction Rebellion Spain aplaude la declaración de emergencia climática por parte del gobierno central
  • La reciente trayectoria alentadora de cara a la crisis climática y ecológica de España, le brinda la posibilidad al país de convertirse en un líder de la lucha por el clima a nivel regional y global.
  • Los objetivos en torno a gases de efecto invernadero son insuficientes. La emergencia climática y ecológica requiere de acciones inmediatas y drásticas.

 

Madrid, 21 de enero de 2020 – Tras un año de rebelión climática mundial por fin la emergencia adquiere su dimensión, España se integra en un movimiento europeo y mundial: siguiendo a Inglaterra, Escocia, Irlanda y Francia, y de una aprobación con amplia mayoría en el Parlamento Europeo el noviembre pasado. Colgados en un patíbulo sobre hielo derritiéndose, ante las Cortes el pasado septiembre, rebeldes de Extinction Rebellion (XR) escenificaron el futuro hacia el que se dirige la humanidad de seguir por el actual camino. Ese día la rebelión por la vida entregó de manera oficial sus tres demandas al Congreso de los Diputados.

La declaración aprobada por el consejo de ministros y ministras da un paso sustancial en el cumplimiento de dos de ellas: la primera, que se diga la verdad acerca de la crisis climática y ecológica, y; la tercera, que se establezcan asambleas ciudadanas que guíen el proceso a través de una participación representativa-

El tiempo acecha y el planeta cuenta con poco margen de maniobra.

El detonante de este cambio político ha sido la amplia movilización de la ciudadanía que ha salido a la calle para reclamar a los líderes políticos que nos alejen de “una senda suicida para la humanidad”, como ha tildado el secretario general de la ONU, A- Guterres.

Extinction Rebellion impulsó y lideró este cambio de narrativa, incorporando la emergencia a la conversación, alineado con otros colectivos y movimientos, organizando una respuesta masiva ante la inacción de gobiernos y empresas a través de la desobediencia civil masiva pacífica.

Aprovechando la celebración de la COP 26 en Madrid, XR ejerció presión a España como anfitriona de la cumbre climática desde la ciudadanía, llegando a ser reconocido como el movimiento más influyente. La decisión tomada por el gobierno español hoy ratifica nuestra lucha por la vida que lleva a cabo Extinction Rebellion en todo el mundo.

XR reclama al gobierno español mayor ambición y concreción en las medidas: el horizonte es 2025

Ante los plazos anunciados por el nuevo gobierno, XR reclama la necesidad de planificar unos objetivos de descarbonización más ambiciosos. La comunidad científica, a través del último informe del IPCC, avala la necesidad de no superar el aumento de 1,5ºC, lo que implica una reducción drástica en nuestras emisiones para 2030. Con los datos científicos en mano, XR insta al gobierno a profundizar el decisivo giro verde que parece estar dando a la economía y la sociedad española, integrando en la Declaración los plazos fijados por la ciencia, así como los límites biofísicos del planeta, en conjunto con las medidas ya anunciadas. Es imperativo reconocer lo absurdo resulta que el crecimiento infinito sea la medida del éxito en un planeta con recursos limitados. Existen fórmulas alejadas de esta incongruencia para asegurar la prosperidad y el buen vivir de todos los seres vivos en el planeta, y así evitar el colapso civilizatorio y ecológico.

Participación ciudadana y justicia climática real

Extinction Rebellion acoge como un gran y necesario avance el anuncio de la vicepresidenta Teresa Ribera de un proyecto transversal e inclusivo para España y de una responsabilidad común frente al cambio climático. La futura Asamblea Ciudadana para el Cambio Climático es el órgano que podrá concretar esta responsabilización colectiva.

https://elpais.com/sociedad/2019/08/27/actualidad/1566899172_164145.html

Tal y como XR reclamó al Gobierno hace meses, el movimiento aboga por que la ciudadanía pueda actuar de manera efectiva y directa en la toma de decisiones públicas en el plano nacional y que el diseño institucional garantice la participación en estas. El ejemplo reciente de la Convention citoyenne pour le climat iniciada en Francia nos alerta sobre la reducción de las asambleas ciudadanas a meros foros de debates o la innovación democrática a un simulacro de participación en la construcción colectiva de una justicia climática. En esa línea, trabajaremos para velar sobre la efectividad de esta Asamblea Ciudadana.

La participación de la ciudadanía, desde la igualdad demográfica es un aspecto clave de las necesarias mutaciones sociales que genera una crisis climática sin precedente: la gente debe entender la realidad de la situación a través de un proceso de deliberación y de esta manera, poder participar en los cambios y también vigilar que la acción política sea real y a la altura de la magnitud del peor reto al que se ha enfrentado la humanidad colectivamente en su historia.

Durante los próximos meses, el Gobierno se enfrentará a un trabajo aterrizado en lo concreto, incluyendo aprobación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) de la Unión Europea, donde deberá demostrar su compromiso con la mitigación y la adaptación a la emergencia climática y ecológica, y su liderazgo a nivel regional, e incluso mundial. Extinction Rebellion seguirá movilizándose y escalando el impacto de sus acciones no para conseguir una agenda de descarbonización de la economía más ambiciosa, a la altura de las demandas de la comunidad científica.

Es la única forma de proteger el futuro de las personas y los ecosistemas. Porque, como por fin, y bien, dice la Declaración, esto es una emergencia.

Acción frente al Congreso de los Diputados exigiendo la declaración de Emergencia Climática en 2019.

Entrega por escrito de nuestras 3 demandas en el Ministerio de Transición Ecológica el 30 de Julio

Acción en los Nuevos Ministerios el 7 de Octubre en el marco de la II Rebelión Internacional