Cargando…

Extinction Rebellion se moviliza contra el gobierno australiano y Siemens mientras Australia arde

  • Más de 40 embajadas australianas, oficinas de Siemens y otros lugares representativos serán el objetivo
  • Se realizarán acciones directas no violentas en todo el mundo en respuesta a los incendios forestales australianos y a los cómplices de la devastación
  • Mientras el gobierno australiano no toma ninguna medida, Siemens suministrará la tecnología de señalización para el ferrocarril de la mina de carbón Carmichael en Australia, mostrando literalmente el camino hacia la explotación y la devastación

 

Mientras Australia arde, la gente del mundo está empezando a darse cuenta de la realidad de la crisis climática y exige que los gobiernos y los medios de comunicación digan la verdad sobre la emergencia climática y su correlación con los incendios forestales. La gente exige que el Gobierno australiano actúe ahora para evitar más devastación y, en última instancia, la extinción. Instando a  que las empresas dejen de anteponer sus beneficios a la salud del planeta y las personas.

 

Madrid, 16 de enero de 2020 – Mientras Australia sufre devastadores incendios forestales, el movimiento internacional Extinction Rebellion (XR) se moviliza en más de 35 países, llevando a cabo por segunda semana consecutiva acciones en el exterior de las embajadas, consulados australianos y otros lugares representativos para solidarizarse con la Rebelión contra los Incendios Forestales de Extinction Rebellion Australia.

Países como Nigeria, Zambia, Holanda, Argentina, Uganda, España o India, siendo este último, advertido por la policía local para no protestar.

Ante esta situación, En España, Extinction Rebellion Barcelona realizó una protesta frente al consulado de la ciudad el pasado 10 de enero, y hoy día 16 Extinction Rebellion Madrid ha bloqueado el cruce entre las calles Alcalá y Sevilla, mientras representaba con una performance como las catástrofes causadas por la crisis climática y ecológica ya se están viviendo por todo el mundo, agudizándose especialmente en nuestro país.

“Esto no lo vamos a ver solo en los medios, sino que lo vamos a sufrir en nuestras casas y en nuestro día a día antes de lo que creemos. Hoy son más de diez millones de hectáreas abrasadas en Australia, pero mañana serán ciudades inundadas y millones de personas desplazadas.” Explica Candela, artífice de la acción en Madrid.

Decenas de personas vestidas como desalojadas de sus casas por  la amenaza del fuego han ocupado la calzada, representando las escenas de caos que se está viviendo en Australia, finalizando con una rebelde que representa la inacción de gobiernos y empresas prendiendo fuego a su compañera que sostenía un cartel con el mensaje:

“Gobiernos, actuad ya. NOS ESTAMOS QUEMANDO.”

La rebelión no violenta y sin fronteras se produce en respuesta a la inacción del gobierno australiano y a la exacerbación de la crisis climática que ha llevado a la catastrófica crisis de los incendios forestales.

El catastrófico mega-incendio ha llevado a lo que los científicos están describiendo como un apocalipsis para el ecosistema y las especies en Australia. Algunas estimaciones afirman que hasta 700 especies animales han visto diezmadas sus poblaciones, y es probable que muchas especies se vean empujadas a la extinción, entre ellas el canguro rata de patas largas, el petauro gigante o el dunnart de Isla Canguro.

«Parecería que las únicas personas dispuestas a descartar la correlación científica entre la crisis de los incendios forestales y la crisis climática son aquellas personas del gobierno australiano a las que les dora la píldora la industria de combustibles fósiles,  del gobierno australiano y aquellas que se creen la propaganda de los medios de comunicación sometidos a los intereses de los combustibles fósiles», dijo la portavoz de Extinction Rebellion Sydney, Larissa Payne.

Mientras estamos a punto de desencadenar un punto climático sin retorno, la empresa alemana Siemens aceptó participar en el desarrollo de la mayor mina de carbón del mundo. Siemens suministrará la tecnología de señalización para la línea de ferrocarril de la mina de carbón de Carmichael en Galilee Basin, Australia. Señalizando literalmente el camino hacia la destrucción de la vida en el Planeta.

«En lugar de demostrar su liderazgo climático y dar la espalda a uno de los muchos culpables, optó por alimentar los incendios en todo el mundo, a pesar de las advertencias de varios grupos ecologistas, las continuas protestas y la retirada de más de 60 empresas del proyecto. Sin duda alguna, Siemens pone sus beneficios por delante del planeta», explica la portavoz de XR Alemania, Annemarie Botski.

Por otro lado, el líder espiritual indígena australiano, Nick Tree explica:

«Se cree que varias especies animales y vegetales se han extinguido en las últimas semanas. Se estima que más de mil millones de animales han muerto en este desastre. Gran parte de la  severidad de las condiciones en las partes sureñas de Australia puede atribuirse a las cantidades masivas de desmonte de tierras en el siglo pasado, lo que llevó a la pérdida de lluvias, y a la falta de consulta o respeto por parte de los gobiernos del conocimiento intacto de los australianos aborígenes sobre el cuidado y mantenimiento de la tierra»

Los incendios que han arrasado el país también han arrojado a la atmósfera unos 400 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono, lo que ha alimentado aún más el cambio climático que ya ha intensificado los devastadores incendios de Australia. Esto equivale al total de las emisiones anuales combinadas de 116 países de bajas emisiones y a nueve veces la cantidad de carbono producida durante la temporada de incendios de 2018, que estableció un récord en California.

«La crisis climática no conoce fronteras. Necesitamos una acción internacional coordinada para combatir este desastre. La Rebelión contra los Incendios Forestales es sólo el comienzo. Dos tercios de los australianos quieren que el gobierno declare una emergencia climática y se movilice a la misma escala que si hubiese una guerra mundial. Estamos viviendo el punto de inflexión sobre el que los científicos nos han estado advirtiendo – cualquier cosa que no sea una respuesta de emergencia condena a nuestros niños a un futuro invivible», concluye la portavoz de XR Australia, Jane Morton.